GreenPrinter
cabezal-impresion

Cabezales de impresión: qué son y cómo limpiarlos

¿Qué es un cabezal de impresión?

Es una de las partes más importantes de la impresora de tinta: es lo que se encarga de transferir, de depositar, gota por gota, la tinta al papel en la cantidad y posición correctas para crear una imagen. En pocas palabras, es lo que hace que la tinta se adhiera al papel.

Gracias a los cabezales, podemos obtener las impresiones de documentos o fotografías. Por tanto, si estos fallan, la impresora no imprime.

El cabezal está compuesto por varias piezas, siendo la más importante de todas, la placa electrónica, que es una pieza metálica formada por boquillas o conductos con un grosor inferior al diámetro de un pelo humano que actúan como inyectores.

Las impresoras actuales cuentan con unas 400 boquillas de impresión, expulsando cada una entre 4 y 5 picolitros (picolitro es una medida normalmente utilizada en operaciones para calcular la superficie de un punto a gota de tinta), lo que garantiza las más finas gradaciones de impresión.

El cabezal de impresión está montado sobre dos barras estabilizadoras por los que se desplaza. Es alimentado por un motor de precisión en todos los pasos del proceso de transferencia de tinta, que mueve, a su vez, con movimientos extremadamente precisos, de un lado a otro, una correa dentada que se traslada hacia adelante y hacia atrás de una forma lineal.

Tipos de cabezales de impresión

Cada marca tiene su propio sistema, y puesto que en el mercado existen varios tipos, aquí vamos a tratar las marcas más vendidas en nuestro mercado: Epson, Canon, Brother y HP.

Las impresoras Epson utilizan un cabezal fijo que se encuentra incorporado en el equipo y no se reemplaza de manera inmediata, sino que se mantiene allí únicamente como repuesto.

Las impresoras Canon Pixma también tienen integrado un cabezal de impresión en el dispositivo pero, a diferencia de los Epson, sí es fácil y posible desmontarlo, limpiarlo y volverlo a colocar.

Muchas impresoras incluyen un cabezal que se encuentra directamente en el cartucho de tinta. Este sería el caso de los modelos antiguos de impresoras HP Deskjet. Ante esta situación, los cabezales son reemplazados al mismo tiempo que se cambia el cartucho.

¿Cómo limpiar un cabezal de impresión?

Como hemos confirmado, cada marca utiliza un cabezal, por lo que su limpieza es diferente en cada caso.

En muchas ocasiones encontramos que los documentos que imprime nuestra impresora Epson son de baja calidad o le faltan puntos. Para solucionarlo hay que limpiar el cabezal de impresión para que el resultado sea lo más fidedigno a lo que nosotros queremos imprimir.

Esta operación de limpieza puede realizarse desde los botones de la impresora, o a través de la limpieza de cabezales de los drivers que contiene la misma de una manera rápida y sencilla.

Para iniciar el proceso de limpieza, bastará con hacer clic sobre el botón “limpieza de cabezales” del cuadro de diálogo Epson Printer Utility, y continuar realizando las instrucciones que aparezcan en la pantalla. Así de sencillo.

En el caso de las impresoras HP, como los cartuchos vienen integrados en el cabezal, su limpieza es menos usual, puesto que cada vez que cambiamos la tinta ponemos cabezales nuevos. Esto es una gran ventaja de calidad y facilidad de uso.

Ante cualquier duda, siempre recomendamos recurrir al centro de soporte al cliente, independientemente de la marca de la impresora que tengamos. Ahí aparecerán exactamente todos los modelos con detalladas instrucciones para cada aparato.

Estos centros nos resolverán cualquier duda que tengamos, no solamente para hacer la limpieza de cabezal.

Cabezales de impresión: qué son y cómo limpiarlos
5 (100%) 3 votos