GreenPrinter
impresoras-con-wifi-o-bluetooth

Impresoras con Wifi o Bluetooth: ¿qué conexión es mejor?

Impresoras con wifi: ¿cómo funcionan?

Como todos sabemos, el wifi es una tecnología de comunicación inalámbrica que permite conectar a internet equipos electrónicos −como ordenadores, impresoras, tablets, smartphones…− mediante el uso de radiofrecuencias o infrarrojos para la trasmisión de la información.

Gracias a esto, hoy en día es posible imprimir sin necesidad de utilizar cables, por medio de la instalación de puertos USB.

De hecho, además de evitar este engorroso tema de los cables, tenemos la fantástica posibilidad de instalar y conectar nuestra impresora a la red, de modo que esté siempre disponible. Esto se realiza de forma muy sencilla a través de una red wifi o cable de Ethernet.

Ventajas de impresoras wifi

Lógicamente, la conectividad wifi nos permite trabajar de manera autónoma sin depender de una conexión mediante cable de red, lo que nos permite una libertad enorme de movimientos y ubicaciones, la puedes poner en cualquier localización mientras tenga señal y no solo donde los hilos lleguen.

Las nuevas formas de impresión son cada vez más versátiles, ágiles y rápidas gracias al desarrollo de dispositivos como ePrint. Éstos nos permiten imprimir desde cualquier lugar, incluidos aquellos espacios ajenos a la oficina.

La opción de imprimir documentos a partir de dispositivos tan variopintos como un móvil o tablet.

Dependiendo del modelo de impresora que tengamos, si es más moderna, será posible utilizar la conectividad NFC −vendría a ser como un conector autorizado−, la cual permite emparejar un dispositivo con la impresora en cuestión de pocos segundos, tan solo con un pequeño roce entre ambos.

Si la impresora tiene Wifi Direct, puede además imprimir desde ordenadores sin necesitar router. Es decir, que la fuente del dispositivo y la impresora hacen una conexión directa en vez de tenerlos que conectar a ambos a una red local. Esto es muy útil si una persona externa quiere imprimir y no queremos que tenga acceso a nuestra red.

Desventajas de impresoras wifi

Las impresoras que tienen esta característica tienen un mayor precio que las que no tienen esta posibilidad.

La seguridad, pues permiten accesos no deseados, los cuales hay que tenerlos en cuenta y, simplemente, requiere activar contraseñas de acceso, configuraciones y encriptaciones, en distintos formatos.

Son menos sencillas de configurar. En algunos modelos tenemos que ponerla a punto a través del panel del control de la propia impresora. Sin embargo, existen otras que deben conectarse físicamente al ordenador para ser configuradas en su totalidad.

Impresoras con Bluetooth: ¿cómo funcionan?

Las impresoras que tienen la tecnología Bluetooth nos permiten conectarnos a otros dispositivos en distancias cortas, simplificando así la comunicación entre el dispositivo y la impresora.

Gracias a esta conexión inalámbrica podemos conectar fácilmente teléfonos, ordenadores y otros dispositivos electrónicos con esos otros que tengan Bluetooth y que estén cerca.

El rango inalámbrico está limitado a unos 30 pasos, ya que utiliza ondas de radio, en un ratio de 2.4 GHz.

Ventajas de impresoras Bluetooth

Más común en dispositivos portátiles, como smartphones o cámaras digitales.

Este sistema ha sido diseñado con la intención de proveer una forma segura y barata de conectarnos y a la vez intercambiar información no solo en las impresoras Bluetooth, también en los otros dispositivos sin necesidad de emplear cables.

Para ordenadores y portátiles que no tengan ningún adaptador integrado, nos permite conectarla usando un adaptador Bluetooth USB. Este dispositivo se conecta al puerto y permite una sincronización completa entre los dos dispositivos.

Desventajas de impresoras Bluetooth

Es una conexión destinada a desaparecer. Es mucho menos utilizada que el sistema wifi, por ser menos versátil y utilizarse a muy poca distancia.

Rango limitado: unos 30 pasos dependiendo del hardware y software.

Además, como se necesita más potencia para alcanzar una mayor distancia, puede hacer que la batería se agote bastante rápido en el dispositivo que manda imprimir.

Desde luego, es más lenta que con el sistema wifi.

Posibles problemas de seguridad al utilizarla, ya que pone en descubierto las conexiones haciendo que tu dirección IP esté disponible en cualquier otro receptor Bluetooth que esté en el rango, lo que permitiría la entrada de virus y hackers.

 

Resumiendo, ambas tecnologías son inalámbricas pero, sin duda alguna, como hemos visto, la apuesta más certera y segura dentro de un futuro cada vez más tecnológico, rápido y eficaz, es el sistema wifi.

Impresoras con Wifi o Bluetooth: ¿qué conexión es mejor?
4.5 (90%) 2 votos