GreenPrinter

¿Por qué el precio de la tinta de impresora es caro?

La respuesta rápida a esa pregunta nos la responde Thom Brown, director de marketing en HP: Hay una percepción de que la tinta es una de las sustancias más caras en el mundo… Así es, desde luego, tal  como están los precios de los cartuchos para las impresoras… la clave del precio está en que la tecnología de tintas es muy cara de desarrollar, y uno paga tanto por la eficiencia como por la calidad de imagen.

Leamos a quién leamos, todos llegan a la misma línea argumental con la que nos intentan convencer: los cartuchos de tinta son caros porque la tecnología que hay detrás es cara.

La firma japonesa Epson cuenta con 50.000 patentes en vigencia y registra unas 5.000 patentes por año. Inversiones como ésta no cabe duda que deben ser rentabilizadas y, por ello, se piensa que las patentes sí podrían estar detrás del elevado precio de la tinta.

El resumen sería que las grandes marcas rentabilizan su negocio con el consumo de los repuestos. Te venden las máquinas a precios competitivos pero son los repuestos, los cartuchos, los que asumen los márgenes de beneficios.

Ante las subidas de los precios de los cartuchos de algunos fabricantes, una buena opción es consumir la marca blanca. La calidad de estos cartuchos ha mejorado y la diferencia de precio entre el original y el compatible cada vez es mayor.

Pero descubramos cómo es de cara la tinta que lleva nuestra impresora. Un cartucho común que contiene cinco mililitros de tinta nos puede costar unos 10 euros. Echando números, calculando, un litro de tinta de impresora superaría los 2.000 euros.

Una artista australiana, Celeste Watson, ha plasmado este concepto del elevado precio de la tinta, parodiando una serie de imágenes en los que se burla de su precio simulando como si la tinta fuese perfume Chanel Nº5.

Y la verdad es que no anda nada desencaminada. Un litro de Chanel Nº5 nos costaría en torno a los 1.500 euros. Muy lejos de los más de 2.000 euros que nos viene a salir el litro de tinta.

Visto lo que nos sale el litro de tinta, nos parece ridículo comparado con el litro de gasolina, alrededor de 1,35 euros, o con un exquisito aceite de oliva Virgen Extra, 10 euros. Pudiendo compartir su precio con los más afamados vinos.

Algunos cartuchos actuales son más baratos, sin embargo, esto es engañoso, ya que nos permiten imprimir muchas menos hojas al disponer de menos cantidad de tinta.

Siendo conscientes del elevado precio de estos cartuchos, un buen consejo es por tanto observar la tinta real almacenada en ellos y su calidad. Algunos formatos de cartucho parecen más económicos a priori, pero debido a que tienen menos tinta y menor volumen de impresión, el coste real que percibimos como usuarios es ligeramente mayor, cuando nos pueden salir mejor en una comparativa precio – calidad.

En un mundo tecnológico e innovador, a veces hay que invertir en calidad a costa de lo que parece caro, porque todos sabemos que a veces lo barato, nos sale caro.

¿Por qué el precio de la tinta de impresora es caro?
5 (100%) 2 votos